Actualmente en el mundo existe un gran interés por conocer los avances en la Nanotecnología en todos sus niveles de su aplicación. Así es como, el desarrollo, el diseño, la caracterización y aplicación de estructuras a escala nanométrica en especial de productos nanocosméticos que permiten comprender los sistemas en la naturaleza, en la salud y prevención de enfermedades, en donde el tamaño y la forma son importantes.

Los nanocosméticos son los productos cosméticos de mayor desarrollo comercial en el presente y en el futuro para la Industria Cosmética, ya que su importancia económica radica, en las ganancias por ventas de dichos productos que proporcionan una mayor inversión en investigación, desarrollo de nuevos nanovehículos y obtener mayores perspectivas de crecimiento en este campo.

Los nanocosméticos so04243n cosméticos a escala nanométrica entre 100 a 400 nm, donde 1 nanómetro equivale a la un mil millonésima parte de un metro (10-9) ó 0.000000001 m, comparativamente; dicho tamaño es 100 mil veces menor al diámetro del cabello y aproximadamente 700 veces menor a un glóbulo rojo. En esta escala sus propiedades físicas, químicas y/o biológicas difieren de su comportamiento a tamaño micro / macroscópico.

Los nanocosméticos son una mezcla de dos o más sustancias, en donde una de ellas se encuentra distribuida en el seno de otra u otras, formando sistemas homogéneos, que se componen por una sola fase o las heterogéneas por fases inmiscibles entre sí, las cuales, a su vez forman un sistema aparentemente homogéneo. Siendo esta característica muy importante para que los nanocosméticos sean versátiles e innovadores, clasificándolos de acuerdo a las propiedades físicas como: i) el tamaño: en macro, micro y nano; ii) la forma: esférica, laminar, hexagonal; iii) la naturaleza química: lipídica o acuosas y iv) la carga química: en catiónicas, aniónicas, iónicas y no iónicas. Existe otra clasificación que esta de acuerdo al tipo de vehículo que forman: a) nanopartículas: como nanopartículas poliméricas, con tamaños entre 100 y 200 nm; nanocápsulas con Vitamina C estabilizada (clareado de la piel) o vitaminas y/o extractos y aceites naturales; nanosomas, que son liposomas (Pro-retinol A de L ́Oreal) menores de 1 mm, que permiten encapsular activos altamente polares e hidrofílicos, que requieren de modificadores de superficie y carga como los sialoconjugados sintéticos; b) nanosuspensiones que suspenden partículas de tamaño de 100 nm como máximo y c) nanoemulsiones, muy estables, fáciles de incorporar a formulaciones con límites entre 10 y 100 nm, tales como las que contienen alto contenido de cafeína (termógeno) y otros productos.

La historia contemporánea de los nanocosméticos inicia con el uso de nanopartículas de dióxido de titanio y/o de dióxido de zinc, o mezclas de estos, proporcionando protección solar y un aspecto transparente eliminando el efecto blanco residual, debido al aumento en el área superficial en dispersiones nano-estructuradas. Algunos otros productos tienen activos que proporcionan las siguientes propiedades: anti-edad, lifting (estiramiento de la piel); quita-manchas o blanqueo cutáneo; quema-grasa; quita-ojeras; barniz de uñas, rímel, productos para el cabello entre otros.

Los nanocosméticos presentan alguna1405621007_edads propiedades, tales como: a) aumentar la solubilidad del activo en ambientes hidrofílicos ó lipofílicos, por ejemplo: los nanosomas, liposomas entre otros; b) reducir el daño a los tejidos producido por extravasación accidental; c) favorecen la protección de la degradación prematura del activo cosmético; d) minimizar los efectos secundarios en órganos sensibles por la especificidad asociada a los sistemas dispersos de liberación y e) incrementar la concentración del activo en el tejido cutáneo.

La legislación en nanotecnología combina los niveles de protección al consumidor a la vez que trata de minimizar las barreras para el comercio internacional, la cual es conocida por las siglas ICCR (International Cooperation on Cosmetics Regulation) formada por autoridades regulatorias de productos cosméticos de Estados Unidos (FDA – Food and Drug Administration); la Unión Europea (European Commission, DG Enterprise); Japón (MHLW – Ministry of Health, Labour, and Welfare) y Canada (Health Canada). A través de la implementación de normas regionales e internacionales tales como la Norma ISO 22716 – Good Manufacturing Practice (GMP) para Cosméticos y el estándar ISO TC-217 adoptado por el CEN (European Committee for Standardization). En México aún no existe ninguna norma oficial en Nanocosméticos, pero a partir 2009 se trabaja con base al programa del National Nanotechnology Initiative (NNI) de la FDA reuniéndose un grupo interdiciplinario de científicos mexicanos para formar un Comité Técnico de Normalización Nacional de Nanotecnologías, del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación (IMNC) e iniciar trabajos en esta área.

Publicado por: M en C María Luisa de Lourdes Pérez González